RKM ha desarrollado una gran experiencia en el manejo, administración, gerencia y ejecución de proyectos relacionados a la tecnología de la información (IT).  Mediante estos proyectos se logra que las organizaciones logren los objetivos y metas de la organización en aéreas tan importantes como:

 

         Continuidad Operativa

         Independencia Tecnológica

         Ventajas competitivas

        Satisfacción de los clientes

        Excelencia en los procesos de la empresa

         Rentabilidad

 

 

Nuestros proyectos de consultoría están enriquecidos con las Mejores prácticas del Mercado como son ITIL (Information Technology Infrastructure Library), y MOF (Microsoft Operations Framework), en nuestra práctica cotidiana utilizamos una metodología probada para la ejecución de proyectos denomina MSF (Microsoft Solutions Framework)

 

Microsoft Solutions Framework (MSF) es un marco de trabajo de referencia para construir e implantar sistemas empresariales distribuidos basados en herramientas y tecnologías inicialmente de Microsoft pero que aplican a cualquier tecnología existente. MSF comprende un conjunto de modelos, conceptos y guías que contribuyen a alinear los objetivos de negocio y tecnológicos, reducir los costos de la utilización de nuevas tecnologías, y asegurar el éxito en la implantación de las tecnologías. MSF es el resultado de las experiencias de diferentes áreas de Microsoft con proyectos exitosos, y  representa una base de conocimientos y recursos que proveen información sobre:

 

  • Planeación de la arquitectura empresarial, enfocada a realizar planes a largo plazo al tiempo que permite lograr resultados a corto y mediano plazo.

  • Una disciplina de desarrollo de soluciones basada en modelos que permiten organizar equipos de trabajo efectivos y administrar exitosamente el ciclo de vida de los proyectos.

  • Un proceso de diseño de soluciones que apoya el diseño de sistemas distribuidos complejos.

  • Un enfoque de implantación de infraestructura que emplea los modelos de equipos y procesos como apoyo fundamental en la implantación y operación de las soluciones tecnológicas.

 

MSF provee una estructura orientada a facilitar el análisis, diseño e implantación de soluciones tecnológicas efectivas. Este marco permite exponer, revelar y manejar riesgos críticos, determinar los criterios de planeación, y establecer las interdependencias necesarias para una ejecución exitosa de los proyectos. Dentro de este contexto, MSF no es una metodología en el sentido estricto, con estructuras de trabajo, tareas y productos predeterminados. En su lugar, MSF provee mecanismos flexibles para aplicar soluciones adecuadas a los problemas tecnológicos y de negocios. MSF no es un marco estático y evoluciona respondiendo a los cambios en la tecnología y en los requerimientos de los proyectos, se fundamenta en dos modelos y tres disciplinas que son:

 

 
  •  Modelo de Procesos: Que orienta el proceso de desarrollo del Servicio de Consultoría, fases, entregables macro y áreas de enfoque.

  • Modelo de Equipo: Que define los roles involucrados en el Servicio de Consultoría y sus responsabilidades.

  • Disciplina de Manejo de  Riesgos: Que define los riesgos existentes en el Servicio de Consultoría y los mecanismos para su control.

  • Disciplina de  Manejo del Proyecto: Que define la integridad, alcance, manejo de recursos humanos, costos, tiempo, comunicación, calidad y  procura del Proyecto.

  • Disciplina de Manejo de Habilidades: Que evalúa y vela por que el proyecto cuente con el equipo de trabajo adecuado para completar los alcances definidos.

 
 

En nuestros principios de consultoría generalmente ofrecemos a nuestros Clientes la realización y aplicación del modelo de Optimización de Infraestructura (IO) como una base previa y de levantamiento de información, esta permite determinar el nivel donde se encuentra actualmente la empresa, y a dónde quiere llegar,  en cuanto a sus procesos de IT.

 

La Optimización de Infraestructuras consiste en utilizar los activos de IT de una organización de un modo tal que contribuyan de manera efectiva a su avance y al cumplimiento de sus objetivos de negocio. Es una metodología y una estrategia que permite evaluar el grado de madurez y definir un camino de transformación y evolución hacia una infraestructura verdaderamente preparada para las personas.

 

Se han desarrollado tres modelos para cada una de las tres áreas principales de despliegue de las Tecnologías de la Información: las Infraestructuras Básicas de IT (dentro del modelo "Core-IO"), la Infraestructura de Productividad y Procesos de Negocio (BPIO, "Business Process Infrastructure Optimization") y la Plataforma de Aplicaciones (el modelo APO, de "Application Platform Optimization").  Cada una de ellas establece cuatro niveles de madurez, desde el inferior o básico, hasta el más desarrollado o "dinámico".

 

 

Mediante estos modelos se puede evaluar el nivel actual de optimización de la infraestructura, establecer una visión tecnológica de cara al futuro y diseñar una hoja de ruta detallada que permita alcanzar ese objetivo.

 

La identificación y la adopción de las mejores prácticas aplicadas a las infraestructuras de TI constituyen el mejor camino para que las organizaciones reduzcan sus gastos de operaciones de TI, mejoren sus niveles de servicio, y aumenten la agilidad de sus infraestructuras de TI.